Seleccionar página

Ahora que ha llegado el momento de ingresar a nuestra nueva casa, dar de alta el gas es de suma importancia. Este artículo está pensado para que encuentres toda la información que necesitas.

¿Qué tan importante es dar de alta el gas?

Si hemos realizado una reforma, construido o estamos mudándonos, dar de alta el gas es una de las instancias que ameritan nuestra atención. Contratar los servicios básicos suele parecer una tarea complicada, sin embargo, el proceso es más rápido y sencillo de lo que usualmente se cree.

La clave para facilitar ese proceso es ejecutarlo correctamente y con suficiente tiempo de anticipación para asegurar el servicio cuando necesitemos hacer uso del gas. En especial cuando se necesitan permisos, revisiones técnicas e instalación previa, lo cual puede tomar cierto tiempo y retrasar todo si no lo consideramos.

Es probable que, considerando los altos precios de la electricidad, estemos interesados en instalar gas natural y reducir algunos gastos. El primer paso para empezar a ahorrar dinero a fin de mes es dar de alta el gas, gracias a Companias-de-luz.com sabemos qué información necesitaremos.

Entre la información requerida se incluyen los datos de facturación para establecer el pago, y la dirección del punto de suministro. Por lo que el primer paso es contar con todos los requisitos antes de llamar.

Ha llegado el momento a dar de alta el gas

Lo primero que se necesita para dar de alta el gas es asegurarte de que toda la instalación se encuentra en óptimas condiciones para disfrutar del servicio sin que esto suponga algún riesgo. Asimismo, debemos establecer nuestro consumo de gas, horarios donde realizamos mayor consumo y todas nuestras preferencias.

En el caso de no contar con una instalación previa, lo primero que necesitaremos hacer es contactar una distribuidora para que se proceda a la instalación. El siguiente paso es contactar a la comercializadora para formalizar el contrato del servicio, bien sea por vía electrónica, llamada o acudiendo a las oficinas.

Para seleccionar aquella que mejor se ajuste a nuestras necesidades es necesario hacer una investigación previa de los precios ofertados en el mercado. El costo dependerá de las ofertas para nuestra ubicación y del nivel de consumo que solicitamos.

Una vez contactada la comercializadora, solo queda esperar la formalización del servicio para poder disfrutar del gas. Este proceso puede tomar de 5 a 9 días cuando todo está en orden, así que recomendamos hacerlo con tiempo.

Así funciona el mercado del gas

Cuando es momento de dar de alta el gas debemos establecer con qué compañía queremos afiliarnos y cuál es la mejor para nosotros. Para lograr esto, es necesario que nos familiaricemos con el funcionamiento del mercado para encontrar nuestra tarifa y servicio ideales.

En España, son dos tipos de comercializadoras los que rigen el mercado. Un mercado de tipo libre en donde no se regulan los precios, es decir, donde cada compañía establece sus tarifas. El elemento atractivo de las empresas de mercado libre es el conjunto de servicios y ofertas que ofrecen para sus clientes.

Por otra parte, nos encontramos con un mercado regulado, donde los precios deben regirse según lo establecido por la Tarifa de Último Recurso. Es decir, al dar de alta el gas con una comercializadora de tipo regulado, solo podremos contratar este servicio.

Consideraciones para dar de alta el gas

El mercado del gas puede abrumar a cualquiera, dada la gran cantidad de opciones que presenta. Por lo tanto, es esencial informarnos sobre los servicios y opciones a nuestro alcance para asegurar nuestro contrato ideal.

En algunos casos, los precios más económicos no generan comodidad cuando se analizan todos los servicios del hogar. Es así como evaluar el mercado junto con nuestras necesidades es lo que hará la diferencia al dar de alta el gas en nuestro hogar.